Martes 5 a las 20.00 Charla-encuentro con Pablo Ceto, histórico líder revolucionario indígena maya ixil

octubre 2, 2010 by
TE INVITAMOS EL MARTES 05 DE OCTUBRE
A LA CHARLA-ENCUENTRO CON PABLO CETO

(Histórico líder revolucionario indígena maya ixil, ex-miembro de la URNG y ex diputado en Guatemala).

A LAS 20.00 HORAS EN EL CAFÉDESPACIO
(Calle Cebrián nº 54. Las Palmas)

TE ESPERAMOS


Organiza: Asociación Canaria Siembra

29 DE SEPTIEMBRE: HUELGA GENERAL

septiembre 27, 2010 by

ESTE MIÉRCOLES EL CAFÉ ESTARÁ CERRADO POR LA

HUELGA GENERAL

LES INVITAMOS A UNIRSE A LAS MANIFESTACIONES CONVOCADAS:

13:00 EN LA PLAZA DE LA FERIA

19:00 EN EL PARQUE DE SAN TELMO

SI LO DESEAN PUEDEN ADHERIRSE AL

MANIFIESTO CIUDADANO – HUELGA GENERAL  29-S

Especular con el hambre: el mundo, ante la próxima crisis alimentaria Michael R. Krätke. Artículo de la revista Sin permiso

septiembre 20, 2010 by

Comerciar con el hambre: los inversores apuestan por la subida de las materias primas en las bolsas a futuros. La apuesta tiene consecuencias: el mundo se enfrenta a la próxima crisis de alimentos.

La historia algunos ya la conocen: un ambicioso joven dramaturgo quiere escribir una obra sobre los codiciosos héroes del mundo de las finanzas. El escritor quiere entender qué es lo que motiva a su héroe. Pero nadie puede explicarle qué es lo que decide el curso de los parqués bursátiles. La bolsa de cereales de Chicago se demuestra como algo incomprensible, cada razón presentada es una “montaña de grano” a través de la cual no se consigue ver ni tan siquiera a los propios actores implicados. El autor, Bertolt Brecht, se dio por vencido; y comenzó a estudiar a Marx. Entonces fue cuando, en sus propias palabras, comprendió de verdad su propia obra. Todo ello ocurre en 1928, el año inmediatamente anterior al comienzo de la Gran Depresión.

Lee el resto de esta entrada »

Exposición fotográfica del periódico DIAGONAL: 5 años juntas.

julio 16, 2010 by

Desde el viernes 16 de julio y hasta la primera semana de septiembre expondremos aquí en el café de Espacio la exposición fotográfica del periódico de actualidad crítica DIAGONAL. Pueden verla en el nuevo horario de verano de lunes a viernes de 19.00 a 23.30 y sábado de 21 a 24.

Sudáfrica: 6.000 millones de euros de gastos en el país más desigual del mundo

julio 12, 2010 by

Sudáfrica: 6.000 millones de euros de gastos en el país más desigual del mundo.

Organizaciones sudafricanas critican la enorme cantidad de dinero gastado en cumplir las exigencias de la FIFA, entre ellas, la exención de impuestos para los inversores en el mundial, cuando los niveles de pobreza siguen siendo alarmantes

La euforia y la pasión con la que los sudafricanos han recibido el Mundial en su país ha superado con creces sus esperanzas estrictamente deportivas. A pesar de que, en 80 años, es la primera vez que una selección anfitriona es eliminada en la primera ronda, la ilusión por el evento no se ha reducido y el país entero ha sido cubierto por una oleada de banderas nacionales que arropan este dividido país.

“Desgraciadamente aún necesitamos proyectos que nos hagan trabajar juntos –contaba el arzobispo y premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu– y el Mundial es una ocasión para unirnos de nuevo”. Y realmente el proyecto ha funcionado. Ver a la minoría blanca apoyar a la selección sudafricana de fútbol –en una repetición a la inversa del apoyo negro a la selección de rugby que cuenta Clint Eastwood en su Invictus– no tiene precio.

O sí. Tiene un precio estimado de 6.000 millones de euros, lo que se ha gastado el país en ponerse a punto para el Mundial. Una cifra que para muchos es desproporcionada y que tendría que haber sido invertida en otras necesidades más urgentes, como la salud, la educación o aliviar la extrema pobreza que padece el 40% de los sudafricanos.

Este debate está ahora mismo más abierto que nunca en el país y cada vez más voces se cuestionan si no se podría haber hecho un Mundial diferente. “No se puede exigir a un país en vías de desarrollo las mismas infraestructuras que a uno europeo –opina el documentalista Craig Tanner– y Sudáfrica podría haber hecho el Mundial en sus estadios preexistentes y dedicar estos fondos a necesidades más acuciantes”.

Tanner llegó a esta conclusión tras entrevistar a más de 40 sudafricanos –desde personalidades como Desmond Tutu o Dennis Brutus, hasta trabajadores de la construcción y vendedores ambulantes– para realizar su película Fahrenheit 2010, donde cuenta las esperanzas y dudas en torno al Mundial. “Me di cuenta de que la gente estaba ilusionada con el proyecto, pero también preocupada por su coste”.

La FIFA: un mal socio
Muchos sudafricanos hicieron la misma reflexión que Tanner y ahora se preguntan si la FIFA es un “socio fiable” a la hora de llegar a acuerdos. Hay que tener en cuenta que una gran parte de la factura se debe a las condiciones impuestas por el organismo internacional. Un ejemplo: el estadio Green Point de Ciudad del Cabo tuvo que ser construido de nuevo –a un coste de casi 60 millones de euros– porque la FIFA consideró que el campo que ya tenía la ciudad quedaba demasiado cerca de los barrios marginales. “Mil millones de espectadores no pueden ver pobreza a esta escala”, se escribió en uno de sus informes.

Pero la FIFA no se ha olvidado de sus cuentas de resultados y ha exigido al Gobierno sudafricano exenciones de impuestos, tanto para ella como para sus empresas asociadas. El servicio de Tasas Aduaneras calculó que sólo hasta el mes de abril el país perdió unos diez millones de euros por la importación de bienes relacionados con el Mundial libres de cargas. Los acuerdos también incluían la cesión de jets privados, limusinas, coches, chóferes, descuentos en hoteles y billetes de avión y reservas de habitaciones médicas. Toda una serie de condiciones que han provocado que este organismo haya llegado a compararse con un “poder colonial”.

¿Un Mundial neoliberal?
Para Patrick Bond, profesor de economía y director del Centro para la Sociedad Civil, el problema va incluso más allá. “Se ha asegurado que hasta un 0,5% de nuestro crecimiento en 2010 estará relacionado con el Mundial. El problema viene cuando buscas quiénes son los beneficiarios de este tipo de desarrollo”. Y es que Sudáfrica ya es, desde el año pasado, el país más desigual del planeta según el índice Gini, que calcula la distribución de la renta. En una sociedad tan dual hay que estar muy atento a la hora de saber quién sale ganando según cada enfoque del crecimiento económico. “El Mundial profundiza la inserción de Sudáfrica en el sistema globalizado, un modelo que beneficia a los más ricos y perjudica los más pobres –continua Bond– y ésto sin contar con el peligro de padecer una explosión de la deuda. Se calcula que una buena parte de culpa de la actual situación griega se debe a la factura de los Juegos Olímpicos de 2004”. Y Sudáfrica ya parte con una deuda externa de 60.000 millones de euros.

De momento, la fiesta continúa. Y continuará mientras ruede el balón. Pero el 12 de julio los turistas ya habrán abandonado el país y se habrán recogido las banderas. “El peligro de frustración es elevado”, reconoce Yunnus Ballim, vicerrector de la Universidad de Witts, la mayor del país. Y a mayor frustración, mayor riesgo de que se repitan hechos como las violentas explosiones xenófobas que hace dos años dejaron 62 muertos.


Espíritu combativo durante el mundial
Aunque Sudáfrica es el país más desigual del mundo, también es uno de los más combativos. Y el Mundial no ha significado, precisamente, ninguna tregua. Desde el día de la inauguración se han sucedido las manifestaciones y protestas. El Foro Antiprivatizaciones –una red de organizaciones comunitarias y sindicatos– ha liderado las marchas en contra del alto gasto que ha significado el evento. Otros colectivos también han aprovechado para hacer oír sus demandas concretas. Así, por ejemplo, los chabolistas de Abalhali baseMjondolo han edificado sus barracas justo enfrente del estadio Green Point de Ciudad del Cabo, las asociaciones de enfermos de sida se concentraron ante el consulado estadounidense en Johannesburgo para exigir a la Administración Obama que no recorte las ayudas en este capítulo y los sindicatos de la electricidad han usado la amenaza de dejar el país sin luz en pleno Mundial para asegurarse un aumento de sueldo.

Pero el hecho que quizás mejor define el espíritu reivindicativo sudafricano ha sido la huelga del personal de seguridad de cinco estadios. Contratados por la multinacional sueca Securitas con la promesa de ganar unos 150 euros cada día, se encontraron que al final se les pagaba sólo 20. El paro estalló espontáneamente durante el partido Alemania-Australia en Durban y la policía tuvo que asumir directamente las tareas de los huelguistas.

Noticia de diagonal

RADIO KAYIRA: UNA SUERTE PARA LA DEMOCRACIA EN MALI

julio 5, 2010 by

la RED CANARIA ALTERNATIVA DE COMUNICACIÓN

-RECALCO-

CONVOCA:

RADIO KAYIRA: UNA SUERTE PARA LA DEMOCRACIA EN MALI

Radio Kayira, una radio involucrada con las luchas sociales de Mali

VIERNES 9 DE JULIO A LAS 19:30

CONVERSATORIO EN EL CAFÉ D’ESPACIO

Actividades con Mohamed Ag Akeratane, consejero de Radio Kayira, Secretario del Sindicato de Campesinos de Mali “Tierra, Trabajo y Dignidad”, Secretario Administrativo del Partido Solidaridad Africana para la Democracia y la Independencia SADI.

y además:

JUEVES 8 DE JULIO A LAS 19:30 EN LA CASA DE COLÓN (como parte de las Jornadas organizadas por la Consejería de Solidaridad del Cabildo de Gran Canaria)

www.kayira.net

www.radioguiniguada.com

“El hambre y la obesidad son dos caras de una misma moneda” Entrevista a Esther Vivas en The Ecologist

junio 12, 2010 by

“El hambre y la obesidad son dos caras de una misma moneda”
Entrevista a Esther Vivas en The Ecologist

Esther Vivas es una vieja conocida de The Ecologist. Ahora, junto a Josep Maria Antentas, acaba de publicar el libro Resistencias globales. De Seattle a la crisis de Wall Street. En su punto de mira, desde hace tiempo, está el sistema agroalimentario global. Obesidad y hambre son consecuencias de un modelo criminal a gran escala.

Efectivamente, Esther Vivas es bien conocida en The Ecologist. Por sus artículos de opinión y por sus activismos. Entre sus trabajos periodísticos recientes, destacamos la entrevista a Teresa Forcades. En ella, la conocida monja benedictina sentencia: “Estamos en un contexto donde se toman decisiones a niveles cada vez más alejados de la ciudadanía. Con el Tratado de Lisboa eso irá a más. Es un proceso que va más rápido que la conciencia que tenemos del mismo. En el caso de la gripe A, ha habido unos consensos extraños y una falta de debate en el terreno político, que sólo se ha roto un poco cuando salió la ministra polaca cuestionando estas políticas”. También pasa esto en agroalimentación. Las decisiones se toman sin tener en cuenta las necesidades de los ciudadanos y mirando sólo por los intereses de las grandes compañías del sector.

-Aumentan la desnutrición y la obesidad al mismo tiempo. Estas dos historias, ¿tienen un mismo origen?
-El hambre y la obesidad son dos caras de una misma moneda, de un sistema agroalimentario privatizado y mercantil. Hoy, la producción agrícola ya no responde a nuestras necesidades alimentarias sino que está supeditada a los intereses económicos de la industria agroalimentaria. Esta lógica nos ha conducido a una situación de grave crisis alimentaria, donde una de cada seis personas en el mundo pasa hambre, a pesar de que se produce más que en cualquier otro período en la Historia, pero, si no tienes suficiente dinero para pagar el precio de los alimentos, no comes. Esto es lo que sucedió con el estallido de la crisis alimentaria de los años 2007 y 2008, con  un aumento espectacular de los precios.

Una situación de hambruna que persiste en la actualidad. Al mismo tiempo, los alimentos se producen, se transforman y se distribuyen al menor coste empresarial posible, explotando a todos los actores que participan en la cadena comercial de origen a fin y estableciendo un alto diferencial entre el precio pagado en origen y en destino.

Esto repercute también en la calidad de los alimentos, ya que su objetivo ya no es alimentarnos de una forma saludable sino reducir su coste productivo. La mayor parte de los alimentos que comemos están altamente procesados, con una cantidad importante de aditivos (colorantes, edulcorantes, preservantes), transgénicos… y esto repercute en nuestra salud, generando graves problemas cardiovasculares, de colesterol, obesidad, alergias, entre otros. Y son, mayoritariamente, las familias con menores recursos económicos quienes sufren las consecuencias de este modelo alimentario.

-Determinados estudios científicos muestran que comer productos refinados, con azúcares, saturados de grasas… productos que están, a su vez, cargados de residuos tóxicos… expone nuestro organismo a sustancias químicas que pueden actuar como disruptores hormonales que inhiben la capacidad de nuestros cuerpos de autoregular su peso. Pero, en realidad, los mejores alimentos no son los más caros… ¿La soberanía alimentaria es algo más que el derecho a comer lo suficiente para sobrevivir?
-Efectivamente. La soberanía alimentaria no sólo exige que todo el mundo tenga acceso a los alimentos, sino que también plantea un modelo de producción, distribución y consumo que sitúe en su centro al pequeño campesinado y nuestro derecho a comer alimentos sanos y saludables.

La soberanía alimentaria pone patas arriba la lógica deslocalizadora, intensiva, quilométrica, petrodependiente… que rige al sistema agroalimentario global, poniendo en cuestión la privatización de los bienes naturales (el agua, la tierra, las semillas…) y el monopolio empresarial en toda la cadena alimentaria, así como la connivencia política e institucional con el mismo.

La soberanía alimentaria exige tierra para quien la trabaje, semillas para quien las cultive, alimentos saludables y de proximidad para quien los consuma. En definitiva, reapropiarnos de los mecanismos de producción y distribución de alimentos, que nunca hubiesen tenido que sernos expoliados.

-Si tanto la izquierda con sus modelos antitradicionalistas y la derecha con sus modelos neoliberales se han cargado a las familias… ¿cómo los niños pueden aprender a alimentarse si no hay vida en familia, alimentación en familia?
-El modo cómo nos alimentamos también ha sufrido un cambio radical. La alimentación de nuestros abuelos y abuelas poco tiene que ver con la nuestra, y tampoco han pasado tantos años. Hemos perdido en diversidad agroalimentaria, conocimiento y calidad y somos muy poco conscientes de ello. Esto tiene su faceta más dramática en los países del Sur gravemente golpeados por la crisis alimentaria, aunque también nos afecta aquí, en el
Norte.

Nos venden la moto de que en los supermercados podemos encontrar una amplia gama de alimentos. Pero la realidad es otra muy distinta. En el Estado español, siete empresas controlan el 75% de la distribución de la comida y esta tendencia va al alza, y en casi todos los supermercados encontramos los mismos productos. ¿Dónde está entonces tal variedad? Tenemos que recuperar el control en la producción, la distribución y el consumo de alimentos y el saber alimentario.

-El derecho internacional garantiza la soberanía interna y externa de un Estado. Pero, ¿quién garantiza su soberanía alimentaria?
-La soberanía alimentaria debería de estar garantizada por los estados, pero hoy en día los dictados de la Organización Mundial del Comercio, el Banco
Mundial, el Fondo Monetario Internacional, con el beneplácito de los gobiernos de los distintos países, dejan la economía, la alimentación, el bienestar, la salud, el medio ambiente… en manos del mercado. Es necesario y urgente cambiar estas políticas, pero para hacerlo es fundamental una correlación de fuerzas favorable en manos de “los de abajo”, las y los resistentes. Hay que trabajar en esta dirección.

-Lo que llega al supermercado, las ofertas de la semana, lo que al final llega a nuestro plato… ¿de qué depende? O, mejor dicho, ¿quién lo decide?
-Si partimos de que la población campesina tiende a desaparecer, que en el Estado español tan sólo un 5% de la población activa trabaja en el campo, que se vive una creciente “descampesinización”… Entonces, ¿de quién depende nuestra alimentación? La respuesta es clara: multinacionales como Cargill,
Monsanto, Nestlé, Carrefour, Alcampo, entre muchas otras, acaban determinando qué se consume, cómo, de dónde proviene y qué se paga. Por lo tanto, nuestro derecho a la alimentación, como hemos visto con la crisis alimentaria global, está gravemente amenazado.

-La Generalitat está prohibiendo que en los colegios entre la comida basura mientras que en sus medios de información se publicitan todo tipo de productos presuntamente alimentarios muy nocivos para la infancia… ¿Lo correcto no sería hacer como en Alemania o Italia en cuyos colegios ya existe la alimentación ecológica en un gran porcentaje, de carácter local y campesina?

-Podríamos decir que existe una doble moral. Desde las administraciones públicas se publicita la agricultura ecológica, pero sus políticas agrarias se supeditan a los intereses de la industria agroalimentaria. Pongamos un ejemplo. En Catalunya, a lo largo del año 2009, la plataforma Som lo que Sembrem recogió más de cien mil firmas impulsando una Iniciativa Legislativa Popular contra los transgénicos, pero cuando ésta llegó al Parlamento catalán fue rechazada. Los parlamentarios se plegaron a los intereses empresariales
protransgénicos.

Catalunya y Aragón son las zonas de Europa con una mayor producción de transgénicos, incluso con variedades prohibidas en otros países europeos. La administración pública puede seguir hablando de agricultura ecológica, pero si no se prohíben los transgénicos, tarde o temprano, con una falsa coexistencia, la agricultura convencional y ecológica desaparecerán.

Las experiencias de comedores ecológicos en Italia son iniciativas a tener muy en cuenta y a seguir, a la vez que son una de las principales fuentes de viabilidad de la agricultura ecológica y campesina italiana. Tomemos nota.

*Entrevista realizada por Pablo Bolaño y publicada en The Ecologist, nº41.

+ info: http://esthervivas.wordpress.com

Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme (24 de Mayo): Ni una mujer, ni un hombre, ni un euro para la guerra, todo para la VIDA.

mayo 24, 2010 by

UN GRUPO DE MUJERES REALIZAN UN ACTO DE PROTESTA POR EL NEGOCIO DE LA
GUERRA DE LOS BANCOS Y CAJAS EN SEVILLA

La pasada noche, con motivo del Día Internacional de las Mujeres por la
Paz y el Desarme (24 de Mayo), un grupo de mujeres han realizado un acto
de protesta, denunciando el papel que desempeñan los bancos y las cajas en
el negocio de las armas y de  la guerra. Asì han puesto llamativas
pegatinas en las fachadas de sucursales bancarias con fuertes
implicaciones en la fabricación, compra o venta de armamento.

————————————————————

——————–

Sevilla, 22 de Mayo de 2010.

Fotos del acto del protesta:
http://picasaweb.google.es/nifunifa11/ActoDeProtestaPorElNegocioDeLaGuerraDeLosBancosYCajasEnSevilla#

Comunicado de Mujeres de Negro contra la Guerra de Sevilla
en el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme
(24 de Mayo)

Una vez más, en este día, volvemos a manifestar nuestra repulsa hacia
todas las políticas que,  más o menos directamente,  participan de las
guerras y de sus causas y consecuencias, son cómplices de las
humillaciones, sufrimientos  y opresión a las que se ven sometidos los
pueblos en los que se vive la violencia que generan los negocios
armamentísticos, del desprecio con el que se trata las vidas de sus gentes
despojadas de toda capacidad de decisión, silenciadas sus voces y
ninguneados  sus deseos, de las muertes de inocentes que no forman parte
de las potentes cadenas de producción con las que se mantienen las grandes
multinacionales  y de las violaciones privadas y personales  que se
ejercen sobre  las mujeres, ajenas a los intereses de los grandes poderes
y resistentes a  ellos desde la noviolencia  tratando de hacer posible la
vida cotidiana de sus seres más queridos.

Todo esto que denunciamos en época de grandes discursos sobre la crisis en
la que estamos inmers@s y en época de alternativas sin respuestas
coherentes a la misma, azota  cruelmente nuestras  dignidades  dejándonos
impotentes ante  tanta  hipocresía y doble moral, ante tanta permisividad
con los grandes negocios que no entran en crisis. El negocio de los gastos
militares es uno de ellos (18.161 millones de Euros para el año 2010).
Éste siempre ha ido acompañado de movilizaciones industriales y
tecnológicas cada vez más poderosas que necesita de buenos inversores
exigentes de sus no menos buenos beneficios. En la actualidad un gran
número de bancos y cajas que funcionan en el territorio español mantienen
vínculos con la industria armamentística  de diferentes maneras, desde la
participación financiera en la industria militar, a la concesión de
créditos a empresas de armas, consiguiendo el lucro a través de sus
servicios bancarios: aperturas de cuentas corrientes, transferencias
monetarias entre estas empresas y sus clientes  y con la concesión de
créditos pasando a ser financieros de las guerras, de la especulación, de
la muerte y de la devastación de nuestro planeta.

La guerra no es un negocio, la guerra es un crimen contra la humanidad, no
dejemos que ningún banco nos haga partícipes de este crimen utilizando
nuestro dinero  y  exijamos a nuestro  gobierno  la vigilancia de la
utilización que hace la banca con el dinero que nos pertenece a tod@s.

Hoy, 24 de mayo tomamos la voz de todas las mujeres y hombres que sufren
las violencias de los poderes militares, económicos y  patriarcales. De
todas aquellas mujeres y hombres cuya única inversión es la de cuidar la
vida para poder vivirla, y apostamos por la noviolencia, el diálogo y la
justicia  como el único gran negocio de entendimiento entre los pueblos.

¡Ningún Ejército defiende  la  Paz!
Mujeres de negro de Sevilla – Red  Internacional de Mujeres de Negro
contra la Guerra

Presentación del libro de Jesús Giráldez “Creyeron que éramos rebaño”. Viernes 21 20:00 en el Café de Espacio

mayo 19, 2010 by

El 15 de septiembre de 1932 Buenaventura Durruti pronuncia un discurso ante cien mil personas, al pie de Montjuic. Era su primera aparición pública tras más de siete meses encarcelado y deportado. En un pasaje de su discurso Durruti dijo : “Creyeron lo gobernantes que los anarquistas éramos rebaño y que encarcelando a unos cuantos y deportando a otros tantos todo entraría en orden ; fallaron en sus cálculos : ignoran la razón del ser del anarquismo.”

Meses antes, en enero de ese año, varios pueblos del Alto Llobregat se sublevan, desarman a los guardias, toman los ayuntamientos, forman comités revolucionarios y proclaman la instauración del Comunismo Libertario. Cinco días –“lo que dura la vida de una flor”- duró aquella inaudita experiencia revolucionaria. El Gobierno republicano decidió dar una lección sin precedentes, construyó una mentira de Estado y reprimió con escarnio a decenas de personas, en su mayoría anarquistas. Fue la oportunidad del poder para –a través de la denominada Ley de Defensa de la República- ejercer un duro golpe sobre la CNT y la FAI : encarcelados en un viejo barco –el Buenos Aires- más de cien anarquistas (entre ellos algunos que no habían tomado parte en la insurrección como Durruti o los hermanos Ascaso) fueron deportados sin rumbo cierto. La travesía duró meses. Tocaron puerto en Cádiz, Las Palmas, Dakar, Guinea y el Sahara. En su periplo sucedieron motines, huelgas de hambre, fugas, epidemias y la muerte de un deportado. Finalmente serían divididos en dos grupos : la mayoría extrañados en la Colonia Penitenciaria de Villa Cisneros, el resto enviado a Fuerteventura. Poco a poco el Gobierno fue liberando a pequeños grupos hasta que a finales de agosto los que habían sido designados como los “más peligrosos” quedaron libres y regresaron a Barcelona.

Este libro reconstruye su historia. Estructurado en tres partes (La Insurrección, el viaje en el Buenos Aires y la deportación en tierra) está contado por los protagonistas de este trascendental y singular episodio, hasta ahora despreciado por la historiografía. Un hecho histórico que, sin embargo, dio mucho que hablar y que escribir en el momento de su plasmación. Este libro narra no sólo las peripecias individuales de aquéllas personas. Mientras la bodega del Buenos Aires o las arenas del Sahara retenían a aquellos hombres una riada de solidaridad invadió el país, la CNT se vio inmersa en un profundo y cismático debate fraticida y el poder cerró filas en defensa de la República del Orden en abierta oposición con la supuesta República de los Trabajadores.

CREYERON QUE ÉRAMOS REBAÑO. La Insurrección del Alto Llobregat y la deportación de anarquistas a Canarias y África durante la Segunda República. Por Jesús Giráldez Macía

(información extraida del blog de la casa de la orotava)

Convocatoria del M.O.C Las Palmas: Martes 18 de mayo a las 19:30. Documental AHIMSA y reunión preparatoria contra el día de las fuerzas armadas

mayo 14, 2010 by

Buenas, buena gente.
Desde la Alternativa Antimilitarista M.O.C. Las Palmas, queremos organizar una acción contra el día de las fuerzas armadas vinculado a la campaña de denuncia del gasto militar en el Estado español. Lo queremos hacer conjunto con aquellas personas y organizaciones que creen que lo único que hay que recortar son los gastos militares y dedicarlo a satisfacer las necesidades reales de la gente. Para ello les proponemos vernos:

18 de mayo de 2010, a las 19:30, en el Café d’espacio
para ver primero un documental: AHIMSA

Ahimsa es un documental del Centro de Estudios por la Paz JM Delàs.
Tiene el objetivode contribuir a la construcción de una cultura de
paz, en contraposición a la cultura de guerra, de violencia y de
militarización, demasiado presente en nuestra sociedad.

58 minutos. Subtítulos en castellano.

http://www.archive.org/details/ahimsa-contra-la-guerra

Y a las 20:30 reunión preparatoria contra el día de las fuerzas armadas.